Día de Todos los Santos

El año pasado os escribimos un artículo de Halloween, como la fecha requería, pero este año nos gustaría compartir con vosotros nuestras costumbre: El Día de todos los Santos.

En verdad, y aunque no lo parezcan, esta celebración están relacionadas desde el Siglo IX, ya que fue el Papa Gregorio III el que puso la fiesta el 1 de Noviembre para rivalizar con la celebración pagana de los Celtas que se celebraba el 31 de octubre (El año Nuevo Celta o Samhain, origen de Halloween). Y Gregorio IV, a mediados del mismo siglo, la extendió por todas las iglesias.

 

Pero ¿Cuál es el origen de esta celebración?

Santos:

En la iglesia católica un santo es la canonización de una persona muerta o lo que es lo mismo reconocer la santidad de un católico, este proceso sólo lo puede realizar el Papa.

Se supone que el difunto, antes de ser canonizado como santo se debe beatificar , vamos reconocer las virtudes que este tenía como buen católico.

Los santos cristianos, pues hay otras religiones con Santos, datan de finales del Siglo I y principio del Siglo II. Los romanos persiguieron, mataron y torturaron a muchos de ellos por ser cristianos y para que negaran o abandonaran su fe en cristo. Y por ello la iglesia celebraba el aniversario de estos mártires en el día de su fallecimiento.

 

Pues bien, en la persecución de Diocleciano ( la persecución más sangrienta a los cristianos realizada en el siglo IV por los romanos) el número de mártires llegó a ser tan numerosa que los cristianos no podían celebrar un día para cada mártir, como la iglesia pensaba que todos los mártires debían ser venerados, señaló 1 día para todos ellos: El día de Todos los Santos. Este día se nombró por primera vez en Antioquia el primer domingo antes de Pentecostés, pero como he escrito antes, fue cambiado al 1 de noviembre.

 

NUESTRAS COSTUMBRES

Esta fecha no sólo celebra los beatos o santos canonizado, sino a todos los difuntos, ya que esta religión, cree que al morir viven ya en presencia de Dios.

Por ello, todos los católicos bajan a los cementerios a ver a sus seres queridos. Limpiar las tumbas y engalanarlas con flores.

Otra costumbre, que perdura en algunas ciudades españolas, es la representación de la obra se teatro: “ Don Juan Tenorio” (José Zorrilla) que a veces se representaba en cementerios.

Los dulces típicos de nuestra fiesta son: Los buñuelos de viento y los huesos de Santo (dulces que provienen de los judíos) y que hablaremos de ellos en el siguiente año, pues queremos darles la importancia que tienen.

 

OTRIS PAISES CON ESTA TRADICCION

EN Polonia se llenan los cementerios de velas

En México se celebra el día de todos los muertos y coincide con la celebración de todos los santos cristianos del 1 Y 2 de noviembre.

Filipinas dónde se reúnen en los cementerios en torno a comida e incluso juegan a las cartas o ponen música