Salud al3

Antibióticos

¿Qué es un antibiótico?
Un antibiótico (del griego αντί – anti, “en contra” + βιοτικός – biotikos, “dado a la vida”), es una sustancia química producida por un ser vivo o derivado sintético, que mata o impide el crecimiento de ciertas clases de microorganismos sensibles. Generalmente son fármacos usados en el tratamiento de infecciones producidas por bacterias.

Todo el mundo sabe, o cree saber, que quién descubrió los antibióticos fue el científico británico (escocés) Alexander Fleming en 1928. Este científico se dio cuenta de forma accidental, cuando trabajaba con hongos en su laboratorio, que las colonias de bacterias que estaban alrededor del hongo eran transparentes, el hongo “se había comido” las bacterias” El hongo llamado Penicillium es un moho que produce una sustancia natural con efectos antibacterianos: la penicilina. Fleming comunicó su descubrimiento sobre la penicilina en el British Journal of Experimental Pathology en 1929 y trabajó con él durante un tiempo, pero la obtención y purificación de la penicilina, a partir de los cultivos de Penicillium notatum, resultaron difíciles y más apropiados para los químicos. La comunidad científica creyó que la penicilina sólo sería útil para tratar infecciones banales y por ello no le prestó atención.

Sin embargo, el antibiótico despertó el interés de los investigadores estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial, quienes intentaban emular a la medicina militar alemana, la cual disponía de las sulfamidas. Los químicos Ernst Boris Chain y Howard Walter Florey desarrollaron en Inglaterra un método de purificación de la penicilina que permitió su síntesis y distribución comercial para el resto de la población. Sin embargo este país tenía la totalidad de sus infraestructuras industriales dedicadas a las necesidades de la guerra, y por este motivo, ambos investigadores acudieron a Estados Unidos a poner en marcha plantas de producción dedicadas exclusivamente a la penicilina. Y hoy en día los antibióticos modernos son probados utilizando métodos similares al de Fleming

Pero lo que no sabe todo el mundo, o yo no lo sabía hasta que vi un programa sobre la vida y la muerte de los antiguos egipcios, y que con este artículo quiero compartir con vosotros, es que ellos ya conocían el efecto de los antibióticos, aunque no usaran ese nombre.

En el antiguo imperio egipcio las cosechas marcaban la vida y el valor de las cosas. Cuando tenían una buena cosecha de cereales fabricaban mucho pan, parte del cual se ponía mohoso con el tiempo. Los egipcios no tiraban estos panes mohosos, sino que los usaban para poner encima de las heridas, porque sabían que así no se infectaban.

Pero además de los egipcios, en África, la tribu de los nubios ya conocían los beneficios de los antibióticos, en concreto la tetraciclina, un antibiótico natural producido por la bacteria de suelo Streptomyces.
En el análisis químico realizado en los huesos de ancianos nubios sudaneses, que vivieron entre el año 350 y el 550 de nuestra era, se encontraron trazas de tetraciclina, que se tomaban principalmente a través de la cerveza.
Los huesos de estos ancianos estaban saturados en tetraciclina, lo cual demuestra que la habían estado consumiendo durante un largo periodo de tiempo, por eso el científico que lo descubrió (el químico Nelson) dijo estar convencido que poseían la ciencia de la fermentación bajo condiciones controladas, y que producían el fármaco a propósito.

Nelson opinaba que los antiguos egipcios y jordanos solo usaban la cerveza para tratar las enfermedades de las encías y otros males.

Y los chinos, hace más de 2500 años, usaban también la cuajada de soja mohosa sobre ciertas infecciones porque sabían que traía beneficios terapéuticos.

Recordad que los antibióticos solo atacan a las bacterias y no a los virus, y que, aunque hay muchos tipos de antibióticos, jamás se debe abusar de ellos, porque si no las bacterias se hacen inmunes (resistencia a los antibióticos).